BannerJPEFAM
BannerEstudio
English (United Kingdom)   Español(Spanish Formal International)

Familia y Amigos

familia140x127a

Andrés Vargas y Ximena Davis, papás de Cristina. Bogotá – Colombia

“En estos tiempos donde la cultura de muerte llama con una fuerza increíble es admirable encontrar que una persona joven le entregue su vida al Señor. Por eso, para nosotros es una bendición, un gran orgullo y una inmensa alegría que Cris haya optado por la vida consagrada como fraterna.¿Qué mejor que trabajar para el Señor y que El sea el Jefe?; ¿qué más se puede pedir?Además, con el ingreso de Cris al Movimiento de Vida Cristiana y luego a la Fraternidad Mariana de la Reconciliación, encontrado en esta espiritualidad nuestra vocación de apostolado y servicio, al punto que hoy somos adherentes al Sodalitium Christianae Vitae.”

 


 

Alcides 2
Monseñor Alcides Mendoza, arzobispo emérito de Cuzco (1928 – 2012)

 “¿Cómo las Fraternas han podido llegar a tantos países y haber conquistado tantas vocaciones? ¿Saben por qué? porque cada Fraterna al presentarse lo hace como San Pablo diciendo: «Vivo yo, pero no soy yo quien vive, es Cristo quien vive en mí» (Gal 2,20),  porque se presentan como mensajeras de Cristo y como mensajeras de Cristo llevan un pregón que anuncia la llegada del Señor, y ese pregón se llama María”.



mons_tomasiMonseñor Pacífico Tomassi, obispo auxiliar de Lima.

“Su condición de mujeres laicas consagradas insertas en el mundo les hace anunciar al Señor Jesús como signo de esperanza y compromiso evangelizador de la Iglesia a la gente en la cotidianidad de la vida y del trabajo. Algo que hoy se pierde con tanta facilidad en el sendero de la dignidad y la belleza de su vocación y hasta en el sentido de su vida.”

 

 


FS001

Florencia Cabrera, madre de Florencia Silva. Lima - Perú

“Tener una hija fraterna es un regalo de Dios. Todavía no termino de agradecerle el haber escogido a una de mis hijas. A mí lo que más me interesa es la vida eterna y el hecho de que Florencia trabaje para Dios es una tranquilidad y si ella es feliz por eso, más todavía.”


Eileen Piquete. CT - USA

“Hace seis años y medio, Monseñor William Lori tuvo la visión de traer a la Fraternidad Mariana de la Reconciliación a la Diócesis de Bridgeport. Bajo la guía y dirección de las Fraternas entré a formar parte del Movimiento de Vida Cristiana a través de un grupo de mujeres adultas comprometidas en profundizar en su fe por medio de la oración y el anuncio del Señor Jesús a través del testimonio de sus vidas. He experimentado numerosas bendiciones. Al participar en diferentes grupos y encuentros, he sido testigo de la importancia de las fraternas en nuestra Diócesis. El cambio más significativo ha sido el aumento de la fe en los más jóvenes. Ahora veo una búsqueda y anhelo en los jóvenes por conocer al Señor. Esta búsqueda aparece tan natural que he visto a algunos cuestionando su propia vocación. Estos jóvenes adultos están activamente comprometidos en su propio crecimiento espiritual.”


 

MonsChomali1

Mons. Fernando Chomalí, Arzobispo de Concepción

“Dios quiera que el Señor le regale a esta comunidad tan agradable, a la que conozco bastante de cerca,  el don de la perseverancia, el don de la fidelidad, el don del amor a los demás, el don del servicio desinteresado porque lejos, lejos, hoy día más que nunca los jóvenes, todos nosotros, le damos mucho mas crédito a lo que vemos que a lo que oímos. Y Dios quiera que el testimonio de cada una de ellas, sea una fuente de santidad y fuente de vida para toda la Iglesia”.